Las técnicas de respiración y meditación en los tratamientos para combatir la ansiedad y la baja autoestima. Son herramientas que le permiten a las personas enfocarse en el aquí y el ahora. El contacto consciente con la respiración permite sentir el cuerpo, por lo tanto conectar con los que nos sucede, en término de dolores o sentimientos, el cuerpo habla. La concentración en sus diferentes estrategias produce que la mente se relaje lo que permite beneficios tanto físicos como emocionales. Respirar es llevar energía del exterior al interior y trasmutar la energía interior proyectando hacia el Universo.

La práctica diaria de la concentración en la respiración puede cambiar significativamente nuestros estados de animo durante el día, Ayuda en cualquier patología del Sistema Respiratorio, calma la ansiedad y beneficia la salud Psico-física emocional en general, potenciando nuestra capacidad para el ejercicio de la atención plena.